La Asamblea Feminista Rauch comunicó que no avala los «escraches»

Integrantes del colectivo social difundieron un comunicado, luego de la movilización de mujeres autoconvocadas, que tuvo lugar el martes en el centro de la ciudad, visibilizando una situación de violencia de género, con pancartas donde aparecía el nombre de la persona denunciada.

La Asamblea Feminista Rauch dejó asentada su postura, este miércoles, mediante un comunicado, ante una situación de violencia de género que fue visibilizada el martes, mediante una concentración y posterior marcha a la sede de la Comisaría de la Mujer, protagonizada por un grupo de mujeres autoconvocadas. Las mismas portaron pancartas donde aparecía el nombre del agresor, bajo la modalidad «escrache». Desde la Asamblea se indicó que «decidimos desde hace tiempo no utilizar los escraches como metodología en contra de la violencia de género, ya que entendemos que esta práctica puede tener efectos de revictimización, así como también de aumento de la exposición de la persona violentada, y de sus vínculos familiares y cercanos».

El comunicado completo.
Desde la Asamblea tenemos un largo recorrido de trabajo colectivo, donde buscamos capacitarnos en diferentes temáticas que atraviesan las mujeres y disidencias en nuestro territorio, con la finalidad de encontrar soluciones a nuestras problemáticas.
Nuestra estrategia es empoderarnos, ponernos en conocimiento de nuestros derechos, trabajar en red para articular, prevenir y garantizar el accionar de quien corresponda ante situaciones de violencia. Nuestro acompañamiento surge desde la sororidad y busca garantizar el apoyo al decidir qué hacer y a quién recurrir ante situaciones de violencia machista.
Somos un espacio heterogéneo y horizontal, por lo que nuestros posicionamientos se deciden en conjunto. Nuestros abordajes ante situaciones de violencia, que parten entonces desde una decisión colectiva, no pierden de vista el hecho de que nuestra labor no es la intervención directa en situaciones que expongan aún más o pongan en riesgo la integridad física o emocional de las mujeres y disidencias, y de sus familias, así como tampoco el hecho de que seamos responsables de generar respuestas concretas.
Somos un puente para que el Estado pueda recibir la información adecuada y responsabilizarse por la situación. En nuestro recorrido como espacio asambleario y feminista, hemos debatido múltiples veces nuestras acciones y decidimos desde hace tiempo no utilizar los escraches como metodología en contra de la violencia de género, ya que entendemos que esta práctica puede tener efectos de revictimización, así como también de aumento de la exposición de la persona violentada, y de sus vínculos familiares y cercanos.
No hacemos juicios con respecto a las formas de manifestarse o reaccionar de otras personas, pero no adherimos a esa metodología. Consideramos también que constituyen prácticas machistas agredir a otras mujeres o fomentar el odio por no direccionar un comportamiento a cumplir con un designio ajeno.
En su lugar, decidimos llevar a cabo prácticas de no revictimización, a través de las cuales podamos garantizar la protección de la víctima y la judicialización correspondiente.
Con mucha responsabilidad transitamos nuestro camino, sin generar falsas expectativas, ya que entendemos que los temas abordados son de extrema sensibilidad y no queremos generar más conflictos en situaciones de por sí ya muy complejas.
Nuestras acciones se encausan en los caminos de promoción de nuestros derechos, atención de consultas y la derivación pertinente, en función de las problemáticas por las que somos contactadas. Problemáticas que, lamentablemente, venimos abordando cada vez con mayor frecuencia desde nuestra organización, y nos preocupa sobremanera que hechos de esta naturaleza no sean epidisodios aislados en nuestra sociedad.
Somos muchas las que luchamos contra la violencia de género, y cada vez seremos más.
Aprovechamos la oportunidad para recordar los números de referencia vigentes:
911 Emergencia Policial. 144 Línea de atención de las violencias las 24 horas.
0800-222-3444 línea de Salud Sexual

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here